GRETA THUNBERG

Muchos están cansados de escuchar los temas de Greta Thunberg y a otros les agota el tema de las manifestaciones a favor del mejoramiento de la vida de todos en el planeta.
Para algunos de ustedes tengo un par de ideas en las que muchos podríamos trabajar para que todos estos activistas tengan menos tareas de las que ocuparse. 
Si todos ponemos empeño, labor y disciplina,  poco a poco los que piensan en cuidar y proteger nuestro gran hogar podrán enfocarse en temas mas grandes.
Por ejemplo … 

Si todos tomamos conciencia de que ahorrar agua es un gran deber social, podríamos comenzar con el habito de desperdiciar menos agua potable diariamente.

Si juntos tomamos conciencia de que no necesitamos mantener durante horas todas las luces y lamparas prendidas, ahorraríamos mucho mas electricidad.

Es hora de ser menos individualistas y mas educados para con los niños, mujeres embarazadas y adultos en los metros, trenes y autobuses.

A todos nos hace falta salir de las redes capitalistas del consumo impulsivo. Tenemos mucho que cambiar en la forma de pensar y actuar cada vez que creemos que necesitamos algo. Debemos invertir mas tiempo en tareas mas útiles para la sociedad que continuar creyendo que ser reyes consumistas del mercado capitalista es el puente al reinado en el séptimo cielo.

Despeguemonos del consumismo barato y alejémonos del materialismo vicioso que nos esta enfermando el alma, envenenando el corazón, destrozando el espíritu y pudriendo la mente. 

Seamos valientes y aceptemos que no necesitamos los comerciales en los canales de televisión. Eduquemos nuestras mentes en dirección de prescindir de la enfermiza adicción de comprar constantemente siempre algo a través del internet o a cualquier hora en cualquier momento simplemente porque se nos antoja y no hemos aprendido todavía a prescindir de la basura que no hace falta y producimos para enfermar el planeta, y enriquecer aun mas a los multimillonarios, porque nuestra ignorancia nos deja ciego frente a la basura que brilla, y no nos deja ver los costos que pagamos por consumir basura barata que no nos lleva nunca a conseguir la felicidad. 

Tengamos el coraje de terminar con el marketing publicitario de los productos que no le hacen bien a la salud ni física ni mental en los periódicos, la radio y en las redes sociales 

Busquemos mejores soluciones en base al mejoramiento de producir mas lo que necesitamos en vez de creer que la libertad democrática de una sociedad se basa en mantener las estanterías de las tiendas y de los mercados abarrotados constantemente de productos fuera de temporada, artículos innecesarios y de alimentos que no produce la tierra de en donde se oferta. 

Tenemos que eliminar los deseos de creer que la felicidad culinaria se basa en poder adquirir todo el año todos los alimentos que no son regionales, nacionales y que están fuera de temporada. 

Hay que trabajar en base a que no tengamos siempre todas las autopistas permanentemente llenas de enormes camiones transportando de un lugar a otro alimentos comestibles u otros artículos de venta de los cuales sinceramente podemos prescindir si el mercado no los pusiera en oferta, porque verdaderamente no son casi nunca artículos existenciales para el mejoramiento de nuestra salud física. 

Los extranjeros y emigrantes tenemos que aprender que a veces en el nuevo hogar no hay ni mar o un largo verano de sol, y por ello no tenemos ningún derecho de exigirle al mercado que tenga siempre en oferta lo que la tierra o el clima del país nuevo en el que vivimos no da. Y esto cuenta para todos los nuevos conceptos e ideologías culinarias que la sociedad a creado. Muchos emigrantes e ideologías alimenticias con sus culturas culinarias provocan el constante ir y venir de camiones por todas las autopistas del planeta, sin hablar del transporte aéreo y marítimo. 

Necesitamos soluciones para no seguir fomentando el super innecesario empaquetamiento de todos los productos que están en oferta. No hay que envasar exageradamente con cartones y plásticos cada producto, estamos produciendo montañas de basura solamente para embellecer los envases de los productos para el consumidor. Hay que trabajar mas en la calidad del producto que en su marketing exterior. 

No son los ricos los que se hacen siempre mas ricos. Somos los necios e ignorantes los que atrapados en las redes del consumo hacemos mas y mas ricos a los listos millonarios. Si dejásemos de creer que la felicidad se basa en no saber controlar los impulsos de consumo, muchísimas empresas en el planeta dejarían de ganar dinero a costa de la pobreza emocional por la cual la clase media trabajadora se deja engañar creyendo siempre que todo lo que brilla es oro, o todo lo que esta en las estanterías abarrotadas de productos no imprescindibles para nuestra existencia son la esencia de la felicidad.

Todos los consumidores con mente y carácter débil somos como ratas de laboratorio para las grandes empresas. La estabilidad emocional, la fortaleza de carácter, la ecuanimidad y la felicidad no la dan las fuentes inagotables y los caminos infinitos de engaños y mentiras, que nos presentan en los comerciales de televisión o en las redes sociales pintados y coloreados musical y mágicamente. Esta mas que comprobado que las riquezas materiales no son abundancia de bendiciones para la estabilidad emocional, que el materialismo irracional no te llena de espiritualidad, que el consumismo descabellado no es paz para el corazón, ni que los grandes lujos exquisitos son garantía de inmortalidad, ni que las buenas cuentas bancarias te pagan la eterna juventud. Todo se basa en el equilibrio, ni demasiado ni extremistas, ni de todo mucho, ni de mucho poco, en la balanza de la espiritualidad encontramos el camino racional y humano para obtener conscientemente lo que de verdad necesitamos para tener una vida humildemente cómoda. 

Todos somos y hacemos política. Hay que comenzar amando y respetando. Muchas leyes se crean porque los seres humanos no tenemos a veces por naturaleza la capacidad de hacer posible una convivencia social llena de respeto y paz. Tenemos que mejorar la convivencia social, en todos los espacios de trabajo en equipo y de comunicación. En la familia, con los vecinos, en las escuelas, en el trabajo y en la vida cotidiana. La educación y el amor son la base de la evolución. Compasión y humanismo. Inteligencia y disciplina. Tolerancia y aceptancia. Hay que dejar de creer que los otros tienen que hacer para nosotros política para lograr la paz mundial. Cada individuo hace y es política. Si queremos podemos mejorar la felicidad universal sin alimentar las falsas promesas que nos dan esas personas a las que muchas veces nosotros mismos creamos. Trabajemos con mas ahínco profesional para mejorar en todos los oasis de convivencia los problemas de corrupción e ilegalidades. Necesitamos crear mas bibliotecas, escuelas y libros que nos hagan consciente de que el conocimiento, el amor y la educación son las fuentes inagotables de riqueza para el mejoramiento de calidad de vida para nuestra especie. 

El planeta no nos necesita, pero nosotros si los necesitamos a el. El universo seguirá existiendo si nuestro planeta desaparece. Dios creara un nuevo mundo después del Apocalipsis. Sin embargo en nuestra inteligencia emocional esta el gran poder divino de revolucionar y transformar el plan de la infinita inteligencia universal y la eterna existencia divina, para convivir con mejores condiciones climáticas mas tiempo en el planeta tierra. Acortar la muerte de nuestro planeta no esta en nuestras manos, pero mejorar la calidad de vida de su envejecimiento si. El planeta envejece y nosotros morimos con el. Es nuestro deber emocional darle las gracias por protegernos y darnos un hogar por tantos millones de años. Por eso, a todos esos que están agotados de Greta y de los activistas, los invito a pensar, reflexionar y a ponerse la mano en el corazón, mirar al cielo y a la tierra, y a tomar conciencia de que la vida es un regalo, la muerte un final y nuestra existencia un milagro, por eso es nuestra obligación política y social terminar con la producción de armas, la consumición de drogas, la sobre industrialización, la explotación del hombre por el hombre, los abusos sexuales, las injusticias, las mentiras, los engaños, la corrupción, y con todo lo que nos ahoga diariamente en las triste depresión que nos lleva a creer que todo lo que brilla es oro, y mientras tanto somos nosotros la clase media obrera la causa que origina que los ricos se hagan siempre mas millonarios y el planeta envejezca cada vez mas rápido. El día en que todos pongamos diariamente un granito de arena para mejorar la salud del planeta, tendrán Greta y los activistas otras tareas por las que ocuparse.YORDANKA JASCHKE