ENERO - 2020

Mi manifiesto ético y mandamientos idealistas.

- Comienza con una sonrisa  sana el día.
- Regálate en cada amanecer  el mejor despertar que te puedas obsequiar.
- Permítete cada mañana y muy relajadamente el perfecto desayuno, con tiempo y sin prisas.
- No permitas que nada ni nadie te  estropee el despertar placentero de cada bendecido amanecer.
- Hagamos con gratitud de la primera hora del día una fuente de inspiración y motivación.
- Sonríele a la vida y dale la espalda al mal humor.
- Mira el cielo y despégate de todos los pensamientos destructivos y de todas las emociones negativas.
- Busca el sol e intenta tú también transmitir paz y  ser luz.
- Observa la naturaleza y transforma la envidia y los celos en beneficios productivos  de utilidad humana.
- Escucha la flora y la fauna que te rodea y embellece tú espíritu con diversidad espiritual.
- Siente los latidos de la vida y ponle música a tú corazón.
- Palpa con tu rostro la luz del viento y proponte con amor nuevas metas cada día.
- Vive tú vida al ritmo del universo y sin molestar ni lastimar a los demás.
- Sigue tú camino profesional sin ser tú el obstáculo que le pone piedras en el camino a los demás.
- Vuela bien alto y muy lejos con tus ideales y sus buenas vibraciones y no te ahogues en el pozo de las serpientes y culebras que con sus venenos solamente quieren destruir todo lo que llamamos éxitos y bendiciones.
- Crece haciendo el bien y sembrando amor.
- Despégate del odio y aborrece la ignorancia.
- Y recuerda hoy estás aquí pero mañana no sabes dónde estarás. El mundo es cada vez más pequeño y tal vez de quien hoy hablaste, escribiste o comentaste mal puedas un día necesitar.
- Aprende a perdonar antes de juzgar.
- Intenta con ética no pertenecer a esa capa social que los exitosos, progresistas, intelectuales, visionarios, académicos, idealistas y profesionales ahogan en los túneles subterráneos sociales por ser espíritus inútiles con mentes podridas y corazones enfermos.
- Cultiva tú vida lejos de los parásitos sociales.
- Y no olvides que tú decadente alta presencia en el internet es tú currículum de vida y esto pueda tal vez afectar tú carrera profesional.

YORDANKA JASCHKE