CALIFICACIÓN DE CINCO ESTRELLAS

Nos quejamos constantemente sobre el proceso permanente de evaluación escolar y luego laboral. Nos Pasamos toda una niñez siendo evaluados según parámetros y criterios educativos. En la vida laboral no todos se logran escapar de la constante evaluación; sin embargo el ser humano a veces es tan torpe-emocionalmente-creativo, que aun cuando es consciente de su infelicidad sigue construyendo mas infelicidad.

No comprendo para que necesitamos seguir siendo constantemente evaluados por “cualquier persona” … el hecho de que “cualquier persona” según algunos tipos de criterios creativos y evaluaciones emocionales hoy en día pueda evaluarte lo veo en la gran mayoría de las ocaciones injusto e  innecesario.

Si antes de escribir opiniones, marcar corazones, poner estrellas o dar puntos, tuviésemos que responder a un mínimo de 10 preguntas que evalúen nuestro IQ o nuestro estado emocional, o nuestra facultad mental, estoy casi segura que mas de la mitad de las personas que hoy se toman la libertad de calificarte no tuviesen la capacidad profesional o intelectual para dar evaluaciones o criterios.

No comprendo para que nos permitimos ponernos al desnudo y en bandeja de plata, en las manos de personas que a veces ni conocemos para que nos sigan calificando con puntos, criterios o estrellas. Personas que estoy mas que convencida que muchas veces en su vida escolar no tuvieron las mejores notas, no fueron los mejores estudiantes, tal vez no son personas socialmente integradas, profesionales, o mentalmente estables.

Creo las personas normales, no necesitan para sanar sus desequilibrios emocionales evaluar a nadie, primeramente porque tienen el valor de decir las cosas personalmente y mirando a los ojos y porque tienen la estabilidad mental para cuando algo no les guste saber perdonar, mirar a delante y no regresar a donde no fueron bien tratados o no recibieron el servicio que esperaban.

En mi opinión es una locura humana, permitir que cualquier persona sin nuestra autorización personal, se tome la libertad de evaluarnos.

El ser humano es inestable emocionalmente y en los momentos de evaluar se comenten muchas injusticias.

El terrorismo de las evaluaciones ya es un mercado que esta lastimando emocionalmente a muchas personas y perjudicando profesionalmente a muchas empresas.

Hay que mejorar en muchos aspectos el sistema de estrellas, puntos y criterios, porque lo único que estamos logrando es enfermar emocionalmente a nuestra especie y no estamos dando un paso hacia adelante en la evolución emocional, tampoco estamos trascendiendo espiritualmente ni transformando nada a favor de mejorar la convivencia social.

Seguimos enriqueciendo a quien ya tiene y seguimos perjudicando a quien poco tiene. YORDANKA JASCHKE

... reseñas de google en internet ...